Sidebar

28
Sáb, Mar

En Pilar : Arancelamiento. ¿se acabó la Salud Pública?

Pilar
Tipografia

El gobierno de Nicolás Ducoté comenzó a cobrar por cada prestación en el Hospital Odontológico. Sólo la consulta y las extracciones serán sin costo alguno para los vecinos de Pilar.Algo era seguro: copiar el modelo de salud de la gestión de Jesús Cariglino cuando estuvo al frente de Malvinas Argentinas no es sólo inaugurar hospitales que parecen "especializados y equipados", sino que viene de la mano del arancelamiento.

Cariglino, fuera de su distrito tras la derrota sufrida en manos de Leonardo Nardini, encontró refugio en Pilar donde mueve los hilos de la gestión de Nicolás Ducoté y logró poner hombres propios en áreas que considera interesantes, como Obras privadas y salud.

Si algo fue duramente cuestionado del ex barón del conurbano cuando gobernaba Malvinas Argentinas, fue sus sistema de salud, perverso, hecho para facturar, que no sólo defendió con uñas y dientes a pesar de la abrumadora prueba que se acumulaba en los juzgados en su contra y por cientos de casos de mala praxis, sino que en cada oportubidad que pudo, intentó extender y hubiera seguido por todo el territorio provincial si María Eugenia Vidal lo hubiera aceptado más cerca suyo en una foto que consideró piantavotos.
Así, con limitaciones, sólo pudo en su momento contagiar "algo" a sus siempre socios: Luis Acuña, en Hurlingham y Mario Ishii en José C. Paz. Algo menos, a Joaquín De la Torre en San Miguel y hasta tuvo una experiencia costera cuando su amigo Guillermo Magadán gobernó el Partido de la Costa y logró, gracias al modelo Cariglino, desmantelar por completo el sistema de salud público del lugar.
Ahora, erigido como amo y señor en las sombras, en Pilar avanza a paso redoblado.

Según denuncia el portal Pilar Político, desde ayer, a cada uno de los pacientes que asistió en busca de una atención en el nuevo Hospital Odontológico le informaron el tarifario que entró en vigencia.
Fueron los profesionales quienes tuvieron que atravesar el mal momento de informarles a los vecinos. ¿Autoridades presentes? Ninguna ¿Habilitación para ese bono extraordinario? Tampoco.

"¡400 pacientes en una semana en nuestro Nuevo Centro Odontológico! Estamos funcionando al 100% en el Centro Odontológico Municipal que inauguramos junto a Nicolas Ducoté hace sólo una semana. Estamos trabajando muchísimo para poder atender a todos los vecinos que se acercan y muy contentos de observar la buena recepción que tuvo en todos los pilarenses. Continuamos entregando turnos, y les pedimos un poquito de paciencia porque la demanda es muy grande. Es la primera vez en la historia que Pilar cuenta con un servicio de estas características, por lo tanto, la necesidad era enorme y estamos ordenando y organizando para que todos puedan ser atendidos lo antes posible. ¡Muchísimas gracias a todos por la confianza y el apoyo!", colocaba el Secretario de Salud Carlos Kambourian (hombre de Cariglino) hace una semana en su página de Facebook.

Lo que no dijo el funcionario "foráneo" es si "Ordenar y organizar" significaba definir precios. Porque desde ayer, muchos pacientes que concurrieron al lugar lo único que pudieron hacer sin pagar fue hacer la fila y abrir la boca. Luego les dieron las novedades y se fueron amargados por no mejorar sus dentaduras.

Lejos de estar en la recepción para informar los cambios, las autoridades del área decidieron que sean los médicos quienes transiten por ese momento chocante con sus pacientes. Los profesionales así siguen sumando disgustos en estos últimos tiempos, como impedirles ir a los Centros de Salud a ejercer su vocación debido al desvío de insumos (todo al nuevo hospital), y no a la falta de los mismos como es la explicación oficial.

Al igual que en el resto del Sistema de Salud Municipal, hay un trato diferente para quienes no residan en el distrito. Aunque en esta ocasión, parecen ser todos foráneos. Para los pilarenses sólo hay atención sin cobro para consultas y extracciones, el resto de las prácticas son abonadas como cualquier ciudadano local o visitante.

Los valores van desde $50 hasta $6000 para la ex Salud Pública de Pilar, un verdadero Cambio para la Revolución que proponía Nicolás Ducoté en el 2015.

Pero además, y también repitiendo el modelo que propuso Cariglino en su distrito, la inauguración de "hospitales especializados" va de la mano del cierre de la atención primaria y la oferta en salas periféricas. Contrario a lo que pregonan los sanitaristas donde se busca ampliar la atención "más cerca de la gente" a modo de mejorar la prevención y descomprimir al mismo tiempo un hospital central, el modelo Cariglino busca aglutinar todo en un solo lugar, el que muestra como obra de gran infraestructura, pero suele ser deficiente en atención y resultados.
Y Pilar no parece ser la excepción.
Por la decisión del Secretario de Salud las salas de Presidente Derqui, Monterrey, Villa Astolfi, Manuel Alberti, Villa Rosa, San Cayetano en Luis Lagomarsino, Zelaya, Cachorros en Del Viso, Pinazo en Del Viso, William Morris en Del Viso, Villa Verde en Pilar, Manzanares y Fátima tienen menos turnos de la especialidad para sus vecinos. La idea de la cabeza del área es cerrar la mayoría de estos lugares.

No sólo hubo traslado de recursos humanos, sino todo tipo de recursos que era destinado para Atención Primaria se derivó al Hospital Odontológico. Cualquiera podría decir que es el problema de la manta corta, pero como se conoce el objetivo final, se puede interpretar como el inicio del vaciamiento de los lugares más cercanos que tienen los ciudadanos para cuidar su salud.

Hasta el momento, la atención del nuevo nosocomio se limita a extracciones y algunos pequeños arreglos, aunque el nombre del lugar signifique que debería abarcar todo tipo de patologías dentales. El lugar inauguró, además, sin suministro de agua ni baños habilitados. La atención es deficiente; el personal es quien da la cara para explicar lo inexplicable y lo único certero, por el momento, es la lista de precios.

FUENTE : http://www.buenosaires2punto0.com.ar