Sidebar

28
Sáb, Mar

Después de las graves lesiones, la UAR interviene para que no se pierda la esencia del scrum

Rugby
Tipografia

Debido a las últimas jugadas accidentadas, la entidad ordenó modificaciones para que los jueces sancionen las infracciones; pide "lealtad" a los rugbiers

¿Por qué Belgrano tiene el mejor scrum del país? "Porque empujamos todos derecho para adelante. Somos el único scrum leal de la Argentina", contestó el pilar Benjamín Espinal, luego del triunfo ante Atlético del Rosario en la 7ª fecha del Top 14 de la URBA.

El sábado, Jerónimo Bello, pilar del SIC, se convirtió en el tercer jugador en poco más de un año en sufrir una grave lesión cervical producto del derrumbe de un scrum. A partir de esta situación, la Unión Argentina de Rugby (UAR) tomó dos medidas con la intención primaria de evitar que esto vuelva a ocurrir. Primero, creó una Comisión de Seguridad en el juego que estará abocada específicamente a revisar en profundidad todo lo que rodea a esta formación. Segundo, introdujo modificaciones de aplicación inmediata en la forma en que los árbitros juzguen y sancionen las infracciones en el scrum.

Un sondeo con las partes involucradas, no obstante, permite adelantar una conclusión: los derrumbes en el scrum se producen por no acatar el reglamento. La solución, entonces, abarcará a todos: los jugadores; los entrenadores, tanto en la enseñanza de la formación como en disuadir el uso de artimañas, y los árbitros, que deberán interiorizarse sobre las particularidades de esta formación.

Allí cobra sentido la declaración de Espinal: "No todos lo hacen, pero cuando el scrum retrocede, la mayoría de los equipos intenta derrumbarlo: se cruza el pilar izquierdo, lleva el scrum para un costado, hacen que se desarme", abundó ayer el pilar.

Una voz autorizada para opinar del tema es Alejandro Conti, especialista en la materia como ex entrenador del SIC y de Belgrano y actual del seleccionado de Buenos Aires. "Si uno forma con la espalda derecha, las piernas flexionadas, la cabeza sobre los hombros, empuja hacia adelante, se ase con el rival y el compañero de manera de tener estabilidad, y está físicamente apto, no debería haber problemas", afirmó. "En un scrum en el que se enfrentan 850kg por lado, la unidad depende de la caballerosidad y el respeto de las reglas. El afán por ganar hace que se viole el reglamento como idea táctica para frenar el avance rival."

La situación es difícil de controlar por parte de los árbitros. Las faltas más comunes son "no formar con la espalda por debajo de la cadera, empujar cruzado y no hacia adelante, tirar con el brazo hacia abajo, explotar para arriba por la presión", contó Christian Sánchez Ruiz, oficial nacional de Referato de la UAR. "Tenemos que ir a las bases que son el respeto y la lealtad. Los jugadores se tienen que cuidar entre ellos. El que se cruza es el único que sabe que lo hizo y muchas veces los árbitros somos injustos. El scrum forma parte de la esencia del juego."

Entre las modificaciones en torno al scrum que introdujo la UAR se destaca que el juez de touch del lado opuesto al árbitro podrá ingresar en la cancha para cobrar de más cerca y sancionar con mayor severidad las infracciones, que serán pasibles de amonestaciones y expulsiones.

El miércoles próximo se reunirá la Comisión de Seguridad para realizar un análisis en profundidad. "El objetivo es el estudio exhaustivo y pormenorizado de todo lo que rodea el scrum: preparación, entrenamiento, cuestiones físicas, médicas y de referato. Estará presidida por Néstor Galán [vicepresidente de la UAR] y conformada por dirigentes de la UAR y también que no pertenecen a esta Comisión Directiva, más árbitros, médicos, jugadores, ex jugadores, y entrenadores de distintas partes del país", explicó Fernando Rizzi, secretario de la UAR. "Vamos a lanzar una campaña de difusión y educación pidiendo lealtad en el juego. Que el pilar que está jugando contra otro tenga la responsabilidad de que no se derrumbe, que no se produzca una situación riesgosa para que esto no vuelva a pasar".