Sidebar

17
Lun, Feb

Advierten que uno de cada cuatro puntos de acceso Wi-Fi públicos están en riesgo de ser hackeados

Tecnología
Tipografia

Todo el tráfico transmitido a través de esas redes inseguras, como mensajes personales, contraseñas y documentos, puede ser interceptado fácilmente

Después de analizar la información referente a más de 31 millones de puntos de acceso Wi-Fi públicos ("hotspots") en todo el mundo, la empresa Kaspersky Lab descubrió que una cuarta parte (28%) de ellos es insegura y representa un riesgo para los datos personales de los usuarios.

Eso significa que todo el tráfico transmitido a través de esas redes, incluso mensajes personales, contraseñas y documentos, puede ser interceptado fácilmente y utilizado por los atacantes, advirtió la compañía en un comunicado a iProfesional.

De acuerdo con la red de investigación Kaspersky Security Network, el 25% de las redes Wi-Fi públicas del mundo carecen de cualquier tipo de protección por cifrado o contraseña.

En otras palabras, la información que transmiten es completamente abierta y puede ser leída por terceros.

Otro 3% de los hotspots usan WEP (Wired Equivalent Privacy) para cifrar datos. Este protocolo puede ser vulnerado en cuestión de minutos utilizando herramientas que están disponibles de forma gratuita en Internet.

Las casi tres cuartas partes restantes de los hotspots Wi-Fi utilizan una forma más fiable de cifrado, basada en la familia de protocolos de Acceso Wi-Fi Protegido (WPA, por sus siglas en inglés).

El esfuerzo requerido para hackear estas redes depende de la configuración, incluyendo la fortaleza de la contraseña.

Por ejemplo, si se trata de una contraseña débil o a la que se puede acceder públicamente (por ejemplo, la que se usa en una cafetería), un criminal también podrá descifrar el tráfico que se transmite.

Los 20 países que tienen el mayor porcentaje de hotspots Wi-Fi no cifrados incluyen muchos destinos turísticos populares: Tailandia, Francia, Israel, Estados Unidos, entre otros.

Los viajeros se encuentran entre los más vulnerables porque el hotspot Wi-Fi disponible más cercano es a menudo la única forma que tienen para mantenerse conectados.

Al mismo tiempo, otro estudio sugiere que el 57% de los usuarios de Internet les preocupa que sus datos puedan ser interceptados durante una sesión de Wi-Fi.

"Aconsejamos a todos los usuarios que se mantengan alertas cuando se conecten a una red Wi-Fi", dijo Denis Legezo, experto en antivirus en Kaspersky Lab.

El especialista también recomendó no utilizar puntos de acceso inalámbricos sin contraseñas y tampoco puntos de acceso público para realizar actividades de alto riesgo como transacciones bancarias o compras en línea, acceso a sitios, o para transferir información confidencial.

Si ese tipo de tráfico es interceptado por terceros, podría resultar en pérdidas graves, incluso pérdidas financieras.

Se recomienda usar medidas adicionales para proteger el tráfico, como la tecnología red privada virtual (VPN por sus siglas en inglés).