La provincia mantendrá el sistema de fases y continuará con aperturas graduales en el conurbano

El gobierno de Axel Kicillof analiza la posibilidad de flexibilizar la cuarentena en el Gran Buenos Aires a partir de los primeros días de noviembre si es que continúa el descenso de contagios de Covid-19 registrado en las últimas siete semanas.

La nueva etapa incluiría, con estrictos protocolos, la habilitación de locales en centros comerciales, ensayos artísticos, talleres en centros culturales, deportes al aire libre y una ampliación en la construcción privada.

Frente a los pronósticos que meses atrás anunciaban “el colapso sanitario” del conurbano, el gobernador destacó que “la provincia resistió y pudimos evitar ese desborde”. Adjudicó el mérito al “aislamiento temprano” resuelto por el gobierno nacional, a “una de las inversiones más grandes de la historia” para fortalecer el sistema sanitario y al enorme esfuerzo de los trabajadores de la salud.

El mandatario dio una conferencia de prensa acompañado por su jefe de gabinete Carlos Bianco y por el ministro de Salud, Daniel Gollán, en la que contrastó la situación epidemiológica en el área metropolitana con la del interior de la provincia.En los 35 distritos del conurbano se pasó de 5300 contagios diarios en la última semana de agosto a 2800 en la semana que termina. “Lenta pero paulatina y sistemáticamente se han reducido los casos positivos a casi la mitad”, destacó. La ocupación de camas de terapia intensiva, que tuvo su techo en 1260, fue el jueves de 870 camas, precisó Kicillof, aunque advirtió que “no podemos relajarnos”. En los otros cien distritos bonaerenses la tendencia fue la contraria: los casos pasaron de 500 a 1400 diarios. “Casi se triplicaron”, alertó.

Frente a esos números, explicó que en el interior continuará el aislamiento social, preventivo y obligatorio con un sistema que diferencia tres fases con sus respectivas habilitaciones. La 5, de mayor flexibilización abarca a sólo 14 municipios, en tanto la 3, con mayores restricciones, incluye a 48. En el AMBA, en fase 3, ya se habilitaron los trabajos en casas particulares, restaurantes y bares al aire libre, salidas recreativas y encuentros de hasta diez personas al aire libre. “Si los casos siguen descendiendo”, aclaró, el lunes 2 de noviembre podría comenzar una nueva etapa con “locales comerciales en centros comerciales (no patios de comidas, no zonas comunes, no zonas de esparcimiento), ensayos y asistencia de artistas a sus estudios, talleres en establecimientos culturales, actividades deportivas al aire libre y ampliación de la construcción privada”, detalló. El anuncio se realizaría con una semana de anticipación “para preparar cada actividad con sus protocolos y cuidados”.

Educación y turismo

Con vistas al restablecimiento de las clases presenciales y según lo resuelto por el Consejo Federal de Educación, el gobierno bonaerense diferenció por sus riesgos bajo, medio y alto de contagio a los 135 distritos de la provincia. A los quince en los cuales ya se autorizaron actividades presenciales, que abarcan a un total de 338 escuelas, el gobernador anunció que a partir del 10 de noviembre se sumarán otras 357 instituciones educativas de diez jurisdicciones. “Siempre de manera escalonada y progresiva”, aclaró En los 79 partidos con riesgo medio continuarán las actividades socioeducativas en predios cerrados pero al aire libre.

Kicillof recordó también la puesta en marcha del programa ATR para recuperar el vínculo con el sistema educativo de los alumnos que lo perdieron, que cuantificó en el 1,6 por ciento de los estudiantes de escuelas primarias y secundarias bonaerenses. “Cuando hay riesgo de contagio en lugar de llevar a los chicos a la escuela vamos a ir con la escuela a buscar a los chicos”, reiteró.

La última parte de su exposición la dedicó al turismo. A partir del 1º de noviembre la provincia iniciará oficialmente la temporada de verano, con la habilitación para propietarios no residentes de casas de veraneo. “No sólo en la costa atlántica, también en sierras, ríos, lagunas y delta del Paraná”, aclaró. A partir del 1º de diciembre la habilitación alcanzará a los “turistas en general”, aclaró, aunque pidió “muchísima responsabilidad y solidaridad con el cuidado”.

Explicó que la provincia pondrá en funcionamiento la aplicación Cuidar Verano, que va a validar la posibilidad de viajar o no a los municipios con atractivos turísticos. “La aplicación requiere que se diga en qué lugar va a ocurrir el alojamiento” de cada turista, que deberá concretarse “con protocolos muy estrictos, sin el uso de espacios comunes y reproduciendo las experiencias que dieron mejores resultados en los países del norte”, explicó.

FUENTE: Página 12

INICIO